lunes, 30 de agosto de 2010

Uluru y Kata Tjuta, las montañas sagradas del pueblo Anangu - Luisa Alonso Cires


El Uluru (840 m) es una montaña que impacta cuando se la ve por primera vez, a distancia, desde la Lasseter Highway, con todo el sol cayendo sobre su mole de arenisca. Surgiendo con sus 348 metros de desnivel y sus más de 8,5 km de contorno, en mitad de la llanura árida del centro australiano. El territorio que la rodea es inhóspito, sembrado de arbustos canijos y de algunos árboles canosos, duros supervivientes a unas condiciones climáticas extremas. Y allí está ella, dorada, rotunda.
 

Cuando se está cerca se descubre que la uniformidad de su superficie es solo aparente. Las paredes verticales de la gran roca están plagadas de ondulaciones, de toboganes que se cruzan, de heridas que ha dejado la erosión en forma de bocas y de ojos, de dientes y alveolos, de hendiduras y de precipicios. No hay una sola brizna de hierba en su piel vertical, tan solo algunos arbustos a sus pies, y las aguas que alguna vez la recorren en pequeñas cascadas han dejado tras de sí una huella renegrida de líquenes que simulan pinceladas grises y verticales.

jueves, 26 de agosto de 2010

Pioneras: Lynn Hill (1961- ), primeras absolutas en Yosemite

Lynn Hill nace en Detroit, en 1961, aunque se cría en California. Empieza a escalar con catorce años.



En 1979 se convierte en la primera mujer en encadenar una vía de octavo grado en Colorado. Algo verdaderamente extraordinario en aquella época.

En el 84 escala Yellow Crack, un 7c a vista. Desde el 86 hasta el 92, gana más de 30 títulos internacionales, incluyendo cinco victorias en el Arco Rock Master. Su única rival es la francesa Catherine Destivelle. En el 91 consigue el primer 8b+ femenino mundial, con Masse Critique, en Cimai, Francia.

viernes, 20 de agosto de 2010

Isabel Suppé: sobrevivemontañas - Eider Elizegi Telletxea

La Hija del Cóndor o “Touching The Void” en versión femenina

1.- LA AUSENCIA

El Campo Base del Condoriri descansa en un lugar idílico a orillas de Chiar Khota, que les sirve de espejo a la grandeza del Condoriri y de otros picos para que idolatren su propia magnificencia.


Cuando Jordi y yo llegamos al bosque de tiendas de campaña después de caminar tres horas desde Tuni, Mario, el encargado del cuidado del campo, nos dijo que faltaban dos personas. Que habían partido hacia la Montaña el día anterior y que no habían regresado. Una chica y un chico. Que sus tiendas esperaban vacías.

Pensamos en salir a buscarlos, pero Mario no sabía a dónde habían ido a escalar. Era tarde y el panorama que nos envolvía era amplio y esférico: un abrazo de picos, colmillos y agujas. ¿Dónde buscarlos? Además, si habían pasado una noche a la intemperie debían de estar muertos: si no por causa del propio accidente, seguro que por el frío de la noche. ¿Qué les habría sucedido? ¿Se habrían perdido? ¿Habrían caído a una grieta? ¿Habrían resbalado de una pala?

miércoles, 18 de agosto de 2010

Mujeres en los Pirineos: viajeras, agüistas y montañeras

Nanou Saint-Lèbe. Viajeras por los Pirineos. Siglos XVIII-XIX. Sua Edizioak. 2002


¿Cómo eran las mujeres que vivieron en los Pirineos en los últimos tres siglos? ¿Quiénes fueron las mujeres que descubrieron la belleza y la dificultad de sus montañas? Una completísima revisión de la  vida en los Pirineos, las estaciones termales en ambos lados, los medios de transporte utilizados por aquellas pioneras, la historia de sus guías y porteadores. Agüistas, viajeras y montañeras llegaron hasta la zona, escribieron sus impresiones, ascendieron cumbres y realizaron recorridos inéditos.
Reinas, condesas, baronesas. Pintoras, escritoras, ilustradoras. Sus relatos de viaje, sus biografias, sus experiencias, sus diarios o sus albumes litografiados forman ya parte de la literatura pirenaica. Desde la reina Hortensia que realizó la primera ascensión femenina a la Hourquette d'Ossue hasta Ann Lister, la primera mujer que asciende al Perdido y al Vignemale. Osadas, fuertes, rompiendo moldes.

sábado, 14 de agosto de 2010

Pioneras: Catherine Destivelle (1960- ), mujer, sola, en invierno




Catherine Destivelle nace en 1960 y empieza a escalar cuando era una niña, en los bosques de Fontainebleau. A los 16 años acomete con éxito la Directa Americana al Petit Dru. Pronto se convierte en la primera mujer en escalar vías 8a y 8a+. Con 25 años, se convierte en escaladora profesional, manteniendo un particular duelo con la americana Lynn Hill por el "titulo" de mejor escaladora del mundo.

martes, 10 de agosto de 2010

Montañas de Bielsa: Pico de la Agulleta o Aiguillette (2524 m), una cima modesta con vistas - Luisa Alonso-Cires




Macizo de la Munia y vallon de la Géla, desde la Agulleta

Hay montañas a las que se sube para llegar a lo más alto de una zona o de un cresterío, para anotar el reto cumplido, para mirar hacia abajo casi por encima de las nubes. Y hay otras montañas a las que se llega para otear de frente y de lado, mirando hacia arriba si es necesario, cogiendo distancia para ver con perspectiva un macizo lejano y más alto. El Pico de la Agulleta, situado en la misma línea fronteriza y conocido en el lado francés como Aiguillette, pertenece a esta segunda categoría. En Pirineos es una cumbre humilde, a la que se llega por una ruta sencilla, apreciada sobre todo por la gente aficionada al esquí de travesía. Lo que hace atractiva su ascensión, en cualquier época del año, es la espléndida panorámica que se ve desde su cima. Eso y recordar la historia, aquellos días de 1938 en que muchas personas cruzaron estos pasos fronterizos para huir de la muerte o de la cárcel, para buscar la libertad. 

viernes, 6 de agosto de 2010

Las pioneras del montañismo femenino en la literatura

Arantza López Marugán. Cuerdas rebeldes. Ed. Desnivel, 2001. III Premio Desnivel de Literatura de Montaña, Viajes y Aventuras.


Nueve relatos, nueve pioneras, 160 años de montañismo femenino. En 1838 la condesa d' Angeville es la primera mujer en subir al Mont Blanc. En 1995, Alison Hargreaves realiza la primera ascensión femenina sin oxígeno al Everest. En medio, otras mujeres le echaron valor y determinación para salirse del rol esperado para ellas: Gertrude Bell, Miriam O' Brien, Anne Peck, Loulou Boulaz, Elvira Shataeva, Wanda Rutkiewicz o Miriam García Pascual. A algunas su osadía les costó la vida. Un alto precio por enfrentarse a la discriminación y a los retos de la montaña. Arantza presenta a las protagonistas rodeadas de las circunstancias, de la historia y de los valores que les tocó vivir, para que se entienda mejor su excepcionalidad. Y cuenta con detalle sus dificultades, sus conquistas y sus derrotas.


lunes, 2 de agosto de 2010

Montañas de Bielsa: Punta Maristás o Pica de l'Orbar (2430 m) - Luisa Alonso-Cires

.



Esta montaña tiene un amplio cresterío y dos nombres para la cota más alta. La gente de la Bal de Bielsa llama a la cumbre Punta Maristás, en cambio, en la Bal de Chistau, es conocida por la Pica de l'Orbar. Pertenece al municipio de Tella-Sin (Sobrarbe, Huesca) y está próxima a la Collata de la Cruz de la Guardia, un collado que separa ambos valles, o los une, nunca se sabe.

Los valles de Bielsa y Chistau están enclavados en una zona de dificil orografía, gracias a la cual han podido mantener en parte su identidad y costumbres. En 1919 se realizó el primer túnel para salvar el desfiladero de las Devotas y posibilitar la salida natural de la población de Bielsa hacia L'Ainsa. Hasta entonces, había que ascender a Tella y luego bajar a L'Ainsa. O tomar el camino de Francia, pasando por el Puerto Viejo de Bielsa.